Entrevistas

Dr. Fernando Drube: Titular del Juzgado en lo Concursal, Societario y Registral: “El Código no prevé la categoría de comerciante”

El titular del Juzgado en lo Concursal, Societario y Registral explicó que la reforma del Código Civil y Comercial implicó una modificación trascendental en el derecho comercial, e hizo hincapié en los aspectos sobresalientes que introdujeron los cambios.

El Dr. Fernando Drube, magister en Derecho Empresario y en Derecho Procesal, docente universitario y, además, titular del Juzgado en lo Concursal, Societario y Registral, cargo para el que fue elegido a través de concurso, que incluyó la modalidad de exámenes escritos, analizó los cambios que introdujo el Código Civil y Comercial, fundamentalmente en lo que concerniente al área comercial.

Entre otros aspectos, el magistrado explicó que suprimió la normativa que determinaba el funcionamiento de los Registros Públicos de Comercio, en cuanto a la organización y documentos que se inscriben.

-¿Qué importancia tiene la implementación del nuevo Código Civil y Comercial, específicamente en el campo comercial?

-El nuevo Código Civil y Comercial de la Nación tuvo una fuerte incidencia en la regulación de las actividades comerciales. La reforma suprimió la normativa que determinaba el funcionamiento de los Registros Públicos de Comercio, en cuanto a la organización y documentos que se inscriben.

-¿Esto supone la supresión de un instituto de vital importancia para el derecho comercial?

-Su importancia radica en que el Registro es un instrumento de publicidad legal, y los hechos y actos inscriptos en él se suponen que son conocidos por todos. En consecuencia, y teniendo en cuenta que la Ley Orgánica de Tribunales, reglamentaba el funcionamiento del Registro Público de Comercio, conforme al Código derogado, habrá que modificarla para adecuar su competencia y actuación a la nueva normativa.

-Otro aspecto importante fue la eliminación del Estatuto del Comerciante.

-En la actualidad no se prevé la categoría del comerciante, que hoy sería reemplazado por la persona que desarrolla una actividad económica bajo la forma de una empresa. Ello tenía importancia desde el punto de vista de las capacidades, inhabilidades e incompatibilidades que estaban indicadas para el desarrollo de dicha calidad. En su texto actual se prevé y regula la documentación y contabilidad que deben llevar las personas que desarrollan tareas económicas. Se cuenta con un registro específico de las personas humanas que piden rúbrica de libros, para el cumplimiento de dichas obligaciones o que voluntariamente lo soliciten. Para las sociedades, la rúbrica de libros societarios y de comercio, son exigidos desde la inscripción de aquellas.