Judiciales

Raúl Romero: “Los avances en la justicia son revolucionarios”

En entrevista exclusiva con LA COLUMNA, habló sobre la evolución que ha sufrido el Poder Judicial desde la Intervención Federal hasta la actualidad. Destacó además la labor que viene realizando el gobierno provincial en el ámbito judicial.

-¿Cómo caracteriza el avance en el ámbito judicial que se ha experimentado estos últimos años?

-Bueno en mi época de estudiante, nosotros como alumnos de abogacía veíamos un concepto que era el de “la revolución”. Hay revoluciones en diferentes ámbitos; sociales, económicos, políticos, etc. ¿Pero a qué me refiero con revolución? Cómo se sabe, es la ruptura de todos los antiguos antecedentes, un cambio brusco y de fondo en la historia de los mismos. De esta forma veo los avances que ha tenido la parte judicial, que ha dejado de lado aquellos dogmas antiguos y obsoletos, para dar lugar a una nueva cultura judicial, por decirlo de alguna forma. Y de esto puedo hablar con cierta autoridad, ya que tuve la oportunidad de conocer el poder judicial mucho antes de todo lo que actualmente se ve. Desde el pasillo, cuando era un abogado recién salido de la facultad como así también, luego de la Intervención Federal del secretario de justicia, Pablo Lanusse, donde pude apreciar como parte del poder judicial ocupando el cargo de juez.

-¿Cuáles fueron los cambios que marcaron esa “revolución”?

- Lo primero a destacar en cuanto a herramientas de trabajo, informatizaron todo el Poder Judicial, no solo de la capital sino que también en gran parte del interior provincia. Recuerdo que en la época de la intervención, en tribunales solamente existía una sola computadora. Si, una sola. Para que uno llegue a tener una dimensión de lo que era en aquel momento. Este cambio, ha permitido que desde este lugar donde estoy, pueda tener acceso a cualquier tipo de caso a nivel provincial y nacional, a doctrinas y fallos internacionales. Es algo verdaderamente sorprendente. Otro de los grandes cambios que se realizaron fue la reconstrucción total del edificio de tribunales, los cuales eran edificios sombríos y muy poco higiénicos.

-¿Los cambios estructurales permitieron el mejor desempeño de los letrados?

- No cabe la menor duda, como te dije anteriormente, estos lugares eran verdaderamente lúgubres y sin vida. Con este gobierno, se lo ha vuelto a refuncionalizar para que el juez y los colaboradores del mismo puedan trabajar en un ambiente cómodo. Esto es fundamental para todo profesional, en este caso de la justicia, para poder formar una buena resolución o para llevar adelante una buena audiencia.

-¿Dentro del fuero criminal al cual pertenece, cuáles fueron los cambios que se llevaron a cabo?

-Perdón que sea reiterativo, pero fueron verdaderamente revolucionario con todas las letras. Estos cambios han llevado a abandonar el viejo sistema mixto inquisitivo que tiene más de 150 años y nos trajo un nuevo sistema penal mucho más abierto. Este gobierno, nos ha permitido salir a la luz después de mucho tiempo con la eliminación de ese sistema de juzgamiento. Hoy el nuevo sistema penal nos permite a todos, tanto jueces como fiscales y demás, fallar o tomar decisiones sobre estos dramas humanos con el sol en la cara. Se puso fin de una vez al sistema del expediente y del viejo juez de instrucción que tanto complicaba el proceso judicial.