Judiciales

Gran adelanto judicial Importantes avances en la sistematización de causas judiciales.

Los casos ascienden a casi 22 mil.

La Oficina de Conclusión de Causa está próxima a finalizar la carga de expedientes terminados que se tramitaban en el Juzgado en lo Criminal y Correccional de Segunda Nominación de la Capital, que ascienden a 21.188 causas.

De acuerdo con datos estadísticos publicados por dicho organismo, se trata de la documentación que se encontraba en cada uno de los cinco Juzgados del Crimen que funcionaron en la capital provincial hasta diciembre de 2016, cuando se implementó el Sistema Penal Acusatorio en esta Circunscripción Judicial.

De esta manera, ya son dos los Juzgados –el de Primera Nominación con 21.854 causas cerradas-, que tienen sistematizados sus registros de expedientes cerrados por diferentes razones, como denuncias penales contra autores desconocidos e informaciones sumarias.


DOS AÑOS DE TRABAJO

Hasta el momento, cuando transcurrieron dos años desde que se comenzó con la labor, fueron cargados en el sistema más de 83.000 casos, correspondientes sólo a la Jurisdicción Capital. Mientras tanto, se continúa con la tarea de clasificar cada uno de los documentos y guardarlos en un espacio especialmente acondicionado en un edificio del Poder Judicial.

De esa manera, se logra tener una certera información del estado de la causa y la ubicación física de los expedientes de manera inmediata, ante los requerimientos que realizan los jueces de Transición y de otros órganos jurisdiccionales.

Como forma de agilizar las consultas, se utiliza una cuenta de correo electrónico para que los pedidos tengan respuesta inmediata y se localice al expediente que requiere un magistrado. Además, se le asignó otro valor al material clasificado, pues en algunas ocasiones se lo consulta para saber si existen causas abiertas a personas que son imputadas por otros delitos.

Es de destacar que la utilización del sistema informático de gestión de Conclusión de Causas es una demostración de la óptima utilización de los recursos tecnológicos y humanos disponibles en el Poder Judicial para trabajar de una manera organizada y eficiente.