Entrevistas

Colegio de jueces

El llamado “Pool de jueces” es un mecanismo que optimiza el servicio de justicia, garantizando la imparcialidad de los magistrados y la agilización de las causas. El Dr. Daniel Pérez Gallardo, vicepresidente del Colegio de Jueces, explicó los detalles de su formación.

Santiago del Estero es una de las dos en el país que cuenta con un Colegio o Pool de jueces, lo que es considerado, a nivel nacional, como una institución que merece replicarse por los beneficios que ocasiona en el servicio de justicia, como son garantizar la imparcialidad y la agilización de las causas.

El Colegio de Jueces del Tribunal de Juicio Oral del Poder Judicial de Santiago del Estero, está compuesto por 12 miembros, de los cuales sólo falta cubrir un cargo. Está encabezado por el presidente Dr. José Luis Guzmán; el vicepresidente, Dr. Alfredo Pérez Gallardo y los demás integrantes son los Dres. María Eugenia Carabajal; Luis Ariel Domínguez; Julio David Alegre Paz; Graciela Viaña de Avendaño; Rosa Margarita Piazza de Montoto; María Angélica Peralta de Aguirre; Juan Carlos Storniolo; Luis Achaval y Élida Suárez de Bravo.

El mandato del presidente es anual, y en este caso, por primera vez, se eligieron las autoridades por votación secreta, con la utilización de urnas y con listas, por lo que las autoridades surgieron por elección directa y secreta de sus miembros.

El reconocido letrado Daniel Pastor, profesor de la Universidad de Buenos Aires y Director del Dpto. de Derecho Penal y Criminología de la misma casa de estudios, elogió este mecanismo, que es pionero en el país, por ser “un gran adelanto para hacer una justicia más eficiente que merece ser imitado”.

UNA DOCENA DE JUECES

El Dr. Alfredo Daniel Pérez Gallardo, quien es actualmente el vicepresidente del Colegio de Jueces que compone el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal, explicó de qué se trata este nuevo instituto.

-¿Qué es el Colegio de Jueces del Tribunal del Juicio Oral?

-Es una institución moderna del derecho procesal, integrada por 12 jueces en el caso de este Tribunal, que ejercen la misma jurisdicción.

-¿Cómo funcionaba antes de la colegiatura?

-Antes de la colegiatura, había tres cámaras de Juicio Oral, que eran con integración fija, y cada Cámara tenía una jurisdicción temporal, y todas la misma jurisdicción territorial, ya que ejercían su jurisdicción en todo el territorio provincial. Con el advenimiento de la colegiatura, hay un solo Tribunal que es el juez natural de todos los hechos. Es decir, los jueces que componemos el Colegio de Jueces de Juicio Oral somos los jueces naturales de todos los hechos delictivos que suceden en la provincia, en todo tiempo y que llegan a esta etapa procesal, aunque en cada causa intervendrán sólo tres jueces o uno, según se trate de un tipo de delito o de otro.

-¿Quién determina qué jueces intervendrán o no?

-Las causas llegan a la Oficina de Gestión de Audiencias del Tribunal, OGA, que es la encargada de administrar la actividad de Colegio, ahí se hace un sorteo entre los doce jueces. De esa manera se elige a quienes intervendrán en cada causa en concreto.