Policiales

Otro golpe al narcotráfico

Un importante empresario tucumano fue detenido luego de ser apuntado como la cabeza visible de una “narcobanda” que operaba en el país. El efectivo accionar de la Policía Federal de la Provincia.

Una importante organización delictiva que operaba en la provincia llegó a movilizar cerca de una tonelada de cocaína en los últimos seis meses. Los aceitados mecanismos de acción le permitieron transportar los estupefacientes desde importantes centros del norte del país a puntos urbanos claves. Por otra parte, utilizaban la vía de distribución alternativa para regionalizar el producto con gran influencia en el litoral del país.

Ya se trabaja para corroborar los alcances de esta cédula que negocia con la droga.

Según trascendió de la investigación, la banda caída en desgracia por las buenas acciones de inteligencia desplegadas por Gendarmería Nacional, transportaba por semana alrededor de 50 kilogramos de cocaína de máxima pureza desde Orán, Salta con destino a Córdoba y Buenos Aires. Las especulaciones permiten afirmar que se movilizó alrededor de una tonelada en los últimos cinco meses.

La “narcobanda” fue reducida luego de incesantes allanamientos llevados adelante en simultáneo en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero. En este sentido hay que destacar el accionar de la Policial Federal de la Provincia que en un gran operativo logró dar con el cabecilla de la organización. La investigación de larga data ya había logrado detener a un vendedor de menor escala vinculado con esta “narcobanda”.

Al parecer se compraba la cocaína en Orán, en el límite con Bolivia, desde donde se traía la sustancia, se la cargaba en vehículos preparados con doble fondo y con la información del estado de rutas salían a destino. En declaraciones, el fiscal Pedro Simón indicó que esta banda se movía con una gran logísitca.

EMPRESARIO

Cabe mencionar que la cabeza visible de esta organización delictiva, recientemente detenido, es el empresario tucumano Maximiliano Ruoti.