Entrevistas

Ing. Héctor Paz: “Nuestra premisa es fortalecer la calidad académica”

El decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías, candidato a rector de la UNSE, se refirió a las propuestas y las aspiraciones para todos aquellos que transitan este polo educativo.

Cuando resta menos de un mes para que en la Universidad Nacional de Santiago del Estero se lleven a cabo las elecciones generales con el recambio total de autoridades, el decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías, el Ingeniero Vial, Héctor Rubén Paz (53), candidato a ocupar la Rectoría de la casa de altos estudios, habló sobre sus propuestas y sus anhelos. La universidad a la que aspira, siempre teniendo como máximo objetivo la calidad educativa de los miles de santiagueños que transitan sus aulas.

Una charla a fondo con un hombre que aspira a convertirse en el próximo rector de un claustro que lo formó en su integridad. Sin embargo, más allá de todas expectativas planteadas para el 8 de noviembre, se mostró también dolido por la circulación de un video contra su rival, pero que lo perjudica a él de manera directa, ya que se lo vincula con esta publicación, hecho que niega rotundamente.

-¿Qué significa la universidad en su vida?

-La universidad ha significado mi primer fuente de desarrollo en todos mis aspectos, desde estudiante, como docente, como gestor, en lo laboral, en lo profesional, ha sido el lugar donde yo me desarrollado y, de alguna manera, uno encuentra su realización personal a través de todas las cosas que ha podido hacer. Me siento un hijo de esta universidad y parte constitutiva en sus inicios.

-¿Realizó sus estudios en la UNSE?

-Efectivamente. Egresé como Ingeniero vial en esta universidad. Desde el día que ingresé como estudiante, nunca más me fui. Cumplí tareas como ayudante estudiantil, docente, jefe de trabajos prácticos y, a partir de ahí, continúa toda mi carrera, que ya lleva 32 años de manera ininterrumpida. Mi vida la he pasado dentro de la universidad. Es cierto que he tenido otras ocupaciones, pero siempre mi tarea principal ha sido aquí. Además, he cumplido cargos de gestión dentro del departamento académico de Obras Viales, también dentro del proyecto denominado FOMEC, y luego como secretario académico de la facultad (2001-2005).

También fui vicedecano (2005-2009), y decano en los dos últimos períodos. Esto me ha permitido desarrollar muchas tareas y me ha implicado tener desenvolvimiento a nivel nacional, donde he ejercido cargos en distintos lugares del Departamento Ejecutivo del Consejo Directivo de Decanos de Ingeniería, haber sido presidente del Consejo de todos los decanos de Ingeniería del país, también presidente de la Asociación Iberoamericana de Instituciones de Enseñanza de Ingeniería, que nuclea a universidades de España, Portugal y de México hacia abajo.

FORTALECER LA CALIDAD EDUCATIVA

-¿Qué es lo que añora para la UNSE en caso de ser elegido como rector?

-Esta universidad ha tenido un gran crecimiento. Si uno pudiera transitar todos los caminos desde su historia, por ejemplo, cuando ingresé, no existían las facultades –se crearon en 1985-, pero nosotros, los que ingresamos antes, lo hicimos a través de una estructura administrativa diferente. En estos últimos años ha crecido enormemente. La universidad se ha provisto de muchísimo equipamiento de alta tecnología, eso es un capital importante, los laboratorios que tiene, la biblioteca, ha creado muchas carreras, ha creado institutos de investigaciones. Hoy en día prácticamente contamos con 3 institutos de doble dependencia entre el CONICET y la universidad, con investigaciones del más alto nivel. Ha sido mucho el crecimiento en todos estos años, pero también queda mucho por hacer.

-En ese sentido, ¿cuáles son sus proyectos?

-Mis proyectos tienen que ver, fundamentalmente, con la cuestión académica. Colocar a la parte académica en el centro de la universidad, fortalecer lo académico desde una perspectiva de calidad. Dentro de la educación superior, algunas de nuestras carreras están sometidas a procesos de evaluación, llamados acreditación, a través del cual se determina si la carrera cumple con estándares mínimos de calidad para su dictado. Nuestra Facultad en particular tiene 14 carreras acreditadas. Entonces, apuntar a lo académico, dentro de la universidad, como esencia, como centro, como objetivo, sería algo muy importante.