Judiciales

Una relación compleja

Cada vez más casos son detectados por las autoridades policiales que deben acudir siempre en pos de resolver conflictos a los distintos barrios. En este caso el Barrio Santa Rosa de Lima fue epicentro de la gresca.

El consumo nocivo y el consumo peligroso de alcohol son factores de riesgo tanto de ser víctimas como de ser perpetradores de actos de violencia juvenil. La violencia juvenil adopta muchas formas, como intimidación, violencia de bandas, agresiones sexuales y agresiones en calles, bares y clubes nocturnos.

A escala mundial, se dispone de pocos datos uniformes que permitan comparar el consumo juvenil de alcohol entre unos países y otros. Sin embargo, varias encuestas internacionales y regionales (como la Encuesta Mundial de Salud la encuesta mundial de la OMS de vigilancia sanitaria en la escuela y la Encuesta Escolar Europea sobre Alcohol y Otras Drogas muestran niveles y patrones de consumo de alcohol que varían mucho entre los países.

Así, según la Encuesta Mundial de Salud, la tasa de abstinencia entre los jóvenes de años va del 6,7% de Letonia al 98,6% de las Comoras, y el porcentaje de consumidores masivos ocasionales está comprendido entre el 0% del Líbano y Malasia y el 0% de la República Checa

En la Región de Europa y la Región de las Américas de la OMS, los adultos jóvenes (de 8–4 años) tienen más probabilidades de ser consumidores masivos ocasionales que la población general adulta (por ejemplo, Brasil, República Checa, España, República Dominicana.

En otros lugares, el incremento del consumo entre los jóvenes (por ejemplo, Israel, Filipinas hace temer que se esté propagando por los países una cultura juvenil del consumo excesivo de alcohol.

Además, aunque en la mayoría de los países el consumo masivo ocasional de alcohol es más frecuente en varones, está aumentando entre las mujeres, y en algunos países ya es más común en ellas (por ejemplo, en Australia entre los 4 y los 9 años, y en Lituania entre los 5 y los 6 años.