Judiciales

Causas por defraudación al INSSJP que tramitan en todo el país

El documento, que actualiza y amplía el relevamiento publicado en mayo pasado, da cuenta del trabajo desplegado en distintas jurisdicciones del país en relación a la investigación de millonarias maniobras vinculadas a la provisión de insulina y tiras reactivas a beneficiarios falsos -personas fallecidas o que no padecen la enfermedad- y la inserción de troqueles apócrifos en las recetas para su posterior cobro. La situación en la provincia.

En Santiago del Estero, la UFI PAMI denunció el consumo irregular de 1.076 dosis de insulinas por parte de 50 afiliados fallecidos, a través de 20 farmacias y con la participación de 40 médicos distintos, resultando de ello un perjuicio patrimonial al Instituto de cerca de 2 millones de pesos.

En la provincia de Mendoza, la investigación desarrollada por la Fiscalía Federal n°2 determinó la utilización de los datos de 145 afiliados fallecidos, en cuyo nombre se presentaron 744 recetas a 100 farmacias que dispensaron insulina y tiras reactivas, lo que habría ocasionado un perjuicio patrimonial cercano a los 7 millones de pesos. En agosto pasado se realizó una ampliación de la denuncia original en base al consumo de insulinas por parte de 60 afiliados fallecidos al momento de la dispensa de 621 consumos que involucran a 60 farmacias y 91 médicos, sumando así un perjuicio patrimonial de más de 1 millón de pesos.

Tal como se desprende del primer informe, en la provincia de Córdoba, la Fiscalía Federal N°2 investiga la provisión efectuada por 100 farmacias usando los datos de 582 afiliados no reempadronados o fallecidos, al tiempo que se detectó que dos establecimientos presentaron al cobro recetas con troqueles apócrifos en las que se empleaban los datos de 17 afiliados. Ahora bien, en agosto pasado, se realizó una ampliación de la denuncia original a través de la cual se puso en conocimiento del magistrado interviniente la detección de 1.269 consumos irregulares de insulinas en 75 farmacias por parte de 201 afiliados ya fallecidos al momento de su dispensa, maniobra que habría ocasionado un perjuicio superior a los dos millones de pesos al INSSJP.

En lo que respecta a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el mes pasado se realizó una ampliación de denuncia, dando cuenta de la detección de nuevos casos: 14 farmacias habrían dispensado 614 consumos a 85 afiliados ya fallecidos, provocando una pérdida estimada en 1 millón de pesos a la obra social.