Judiciales

Simulacro de juicio por jurado

Ciudadanos comunes actuaron como jueces en un adiestramiento de juicio por jurado, que lo conformaron personas que respondieron a una convocatoria pública de participación ciudadana.

Un grupo de doce ciudadanos comunes integró un jurado que analizó la conducta presuntamente criminal de un hombre acusado de haber ultimado a su amante, en una experiencia inédita de simulacro de juicio oral de estas características. Este ejercicio fue uno de los segmentos más destacados del XXIX Congreso Nacional de Derecho Procesal. Ante un nutrido público, el simulacro se desarrolló con éxito, dejando una experiencia enriquecedora que pretende instalarse en la provincia.

La premisa con la que la Comisión de Jóvenes Procesalistas de la Asociación Argentina de Derecho Procesal impulsó esta idea es la de acercar a la ciudadanía a participar en la administración de Justicia.

Una colmada sala II del Complejo Municipal de Las Termas fue el ámbito en el que se desarrolló la actividad que despertó interés y curiosidad por igual. Integrantes de la entidad organizadora de distintas provincias fueron quienes asumieron los roles de juez, fiscales y defensores, mientras que el jurado se conformó con personas que respondieron a la convocatoria pública de participación ciudadana.

El magistrado se encargó de dar las pautas del procedimiento corriente de una audiencia de esta naturaleza y cómo debía actuar el jurado, cuáles eran sus atribuciones y limitaciones para analizar el caso sobre el que iba a pronunciarse antes de debatir acerca de la culpabilidad o no del acusado de un homicidio simple.

Desde ese momento, los fiscales y los defensores expusieron sus respectivos alegatos de apertura, para continuar citando pruebas y a testigos. Cada uno de ellos cerró su participación con argumentos tendiendo a la absolución o condena del reo.

Posteriormente, los jurados se retiraron a deliberar para emitir su fallo. En esta oportunidad, también se dio participación al público presente en la sala, quien -a través de un papel- emitió su voto en la que sostenía la culpabilidad o no del enjuiciado y que fue colocado en una urna habilitada a tal efecto.