Entrevistas

Makarena Garnica Giuliano: “Estoy enfocada en terminar mis estudios”

La universitaria santiagueña que triunfa en las pasarelas de Europa, pese a no ser modelo. Si bien le llueven las propuestas para realizar distintos trabajos publicitarios, ella prefiera concluir su carrera.

Sus increíbles ojos verdes atraen de inmediato. Una sonrisa enorme enmarca un rostro perfecto y una cara angelical. A simple vista parece una modelo más, de esas que se ríen por reír, que hablan sin decir nada importante, que no tiene nada más que un envase para vender. Sin embargo, Makarena Garnica Giuliano es diferente. Con sus primaverales 24 años ya es procuradora, y le faltan 3 materias para recibirse de abogada. Es una alumna brillante, de las pocas que se saca 10 en los exámenes orales universitarios. Obviamente, no es ninguna hueca. Es inteligente y es hermosa, dos calificativos que no parecieran nunca ir de la mano.

Hasta el verano de 2016, Makarena nunca había pensado con ser modelo, aunque fueron muchos los que se lo propusieron. De hecho, tiene las medidas y la altura necesarias para serlo, el porte que hace falta y la actitud para comerse al mundo. Pero a ella sólo le interesaba estudiar, recibirse, ser una profesional del Derecho. Ante la insistencia de su mamá, se inscribió en el concurso “Pantene” y fue seleccionada entre las más de 6000 jovencitas de todo el país como una de las 10 finalistas del certamen. Aunque no ganó, para el público fue la triunfadora.

Es más, fue la oportunidad para que fuera elegida por “Ice Model Management”, una de las agencias de modelos más importantes de Europa, para trabajar en su sede de Estambul, Turquía, donde realizó importantes campañas gráficas. Pese a las insistencias de la agencia, ella decidió rechazar las propuestas, por lo menos durante este año, para concluir sus estudios. Así, mientras está enfocada en su carrera, continúa recibiendo llamadas desde Europa por diferentes propuestas laborales.

Hoy, en un descanso de su cargada agenda de apuntes, libros y exámenes, esta santiagueña de 24 años cuenta su experiencia y asegura que se siente “tocada por una varita mágica”, sobre todo, teniendo en cuenta que ella no es modelo.

-¿Cómo empezó este camino en el modelaje?

-El año pasado, casi cuando estaba por finalizar el concurso “Pantene”, a insistencia de mi mamá, me inscribo. Una semana después se contactan conmigo diciéndome que querían entrevistarme en Buenos Aires al día siguiente. A las apuradas, mamá consigue que viajemos y al otro día me entrevistan en “Mala”, una peluquería súper top, una de las más prestigiosas. Más adelante me llaman y me dicen que había quedado entre las 10 semifinalistas, entre más de 6000 chicas de todo el país. Para mí era imposible. Me dijeron que la semana que viene iba a estar en la final, con Susana Gimenez, China Suárez, Matilda Suárez, en un evento conducido por Marley, en el Alvear Palace en Buenos Aires.

-Antes de ese evento, ¿habías hecho algo como modelo?

-Yo nunca fui modelo, más que nada porque siempre estuve muy abocada al estudio. No quería perder el tiempo con cosas que distrajeran mi atención. Mi meta es recibirme.