Actualidad

La Anses admitió que busca bajar las jubilaciones

Profundo malestar entre los santiagueños ante la novedad que el organismo pretende bajar el monto de las jubilaciones, e incluso presentó recursos extraordinarios ante la Corte Suprema.

La noticia que la ANSeS busca cambiar el método de cálculo de las sentencias de reajustes jubilatorios provocó un profundo malestar entre los miles de jubilados santiagueños, sobre todo, teniendo en cuenta que presentó recursos ante la Corte Suprema para rebajar el monto de las jubilaciones.

En medio del desconcierto ocasionado entre los beneficiarios del sistema de seguridad social, la misma ANSeS admitió la información a través de un comunicado de prensa. Es más, justificó la medida alegando que busca “eliminar las dudas de algunos sectores sobre la razonabilidad del índice elegido por el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo”, en la ley de Reparación Histórica aprobada el año pasado, pero en la práctica implica la rebaja de las liquidaciones a los jubilados.

Según el organismo previsional, “la Corte no ha tratado y por lo tanto no ha definido el índice a aplicar y, por ello, la ANSES propone la aplicación del índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que es el mismo que la Ley 26.417 establece para calcular la movilidad”.

En las demás causas con antecedentes de la Corte, “la ANSES informa que mantiene la decisión de no apelar más ante la Corte Suprema de Justicia y prueba de ello es que “la ANSES ha consentido 21.439 sentencias de segunda instancia”.En tanto, ante una demanda judicial en la que la ANSeS solicitó que se aplique el índice RIPTE a una persona que se jubiló el 20 de febrero de 1997, se difundió que la Sala I de la Cámara de la Seguridad Social resolvió que “no corresponde hacer lugar a lo peticionado” porque “el titular adquirió el beneficio con anterioridad a la fecha establecida”.

EL FALLO ELLIFF

En cambio, en el comunicado, ANSeS insiste que “en el fallo “Elliff” la Corte no ha tratado y, por lo tanto, no ha definido el índice a aplicar”, lo que ha llevado a presentar apelaciones o recursos extraordinarios ante el Alto Tribunal para que defina el índice de ajuste.