Entrevistas

Diego Díaz Gallardo, campeón del mundo de la categoría mediano versión FMB : “Sentir el Himno en una pelea mundialista es lo máximo”

Tras consagrarse como campeón mundial de los medianos en la Isla Martinica, Francia, Diego Díaz Gallardo regresó a su Santiago del Estero donde recibió todo el cariño de su gente. Ahora, piensa en sus compromisos futuros y espera poder concretar su primera defensa en su ciudad natal, de acuerdo a lo que comentó en un ameno diálogo con LA COLUMNA, manifestando las distintas sensaciones vividas.

En el boxeo, ser el campeón del mundo significa llegar al máximo techo que se puede prever. Ser titular ecuménico es la meta de todos. Pero no es simplemente eso. Es simplemente, ser el mejor de todos, el mejor del mundo en su categoría. Algo reservado para muy pocos, solo para elegidos.

Diego Díaz Gallardo es uno de esos que pudieron llegar, y recién está comenzando a saborear las mieles de una sensacional victoria ante el francés Michel Mothmora en la lejana Isla Martinica por el título mundial de los medianos de la Federación Mundial de Boxeo.

El mejor de todos. Se podrá decir que hay varias instituciones que rigen el boxeo a nivel mundial. Pero ello no quita méritos. Al contrario, porque eso significa estar en el “top five” del planeta en su peso. Y no es precisamente poco.

Para comentar sus sensaciones antes, durante y después del combate, y ahora disfrutar junto a sus seres queridos y todos los santiagueños, el flamante campeón dialogó animadamente, en su visita a la redacción de Revista LA COLUMNA.

LC: ¿Estás comenzando a disfrutar de este logro tan importante?

La verdad que sí, porque por estos días no he parado de tanto reconocimiento que me están haciendo. Pero estoy muy contento, y también por hacerle bien a mi familia. Ellos están chochos así que disfrutándolo de a poco.

LC: Te distinguieron en distintas instituciones, como Ciclista Olímpico…

Así es, la gente del Club Ciclista Olímpico de la ciudad de La Banda me distinguió y es algo muy lindo, así que les agradezco de corazón. Y por otro lado, ya estoy viendo si puedo hacer la defensa del título acá en Santiago del Estero.