Judiciales

¿Quién es Pablo Carrasco?

La investigación por el asesinato de la empresaria Estela López hace foco ahora en la figura de un intrigante efectivo policial que fuera su custodio. El hombre gozaba de la plena confianza de su hijo Nahuel. ¿Eran amigos? ¿Se trata de un personaje ideado para oxigenar un crimen perfecto?

Un escenario lleno de sangre, un asesinato que se consumó en pleno centro de la ciudad, aparentemente con la luz del día y en una vivienda con la infraestructura suficiente para evitar semejante vacío investigativo por largos meses. Especialistas que niegan la existencia del crimen perfecto sostenían que la muerte de la empresaria Estela López tenía todos – o ninguno- de los condimentos para generar tamaña incertidumbre en familiares y allegados.

Varias fueron las personas apuntadas, pero de a una se fueron desvaneciendo en una causa compleja que demostró una vez más, que el desorden y la cantidad de sangre no siempre son iguales a pruebas develadoras.

EFECTIVO POLICIAL

Cuando parecía que la causa se desvanecía por completo apareció en escena un tal Pablo Carrasco, efectivo policial que supo ser custodio de Estela y principal hombre de confianza de su hijo Nahuel. Se cree que Carrasco tuvo que ver con la comisión del delito, directa o indirectamente.

Hasta el momento el apuntado no aparecía en el foco de la justicia, o al menos no existía la voluntad de investigarlo como si lo está haciendo la jueza Rosa Falco de Rainieri que ordenó pericias en el vehículo del efectivo policial. La prueba de luminol habría arrojado coincidencia entre el material orgánico y el patrón genético de la empresaria.

¿Pero quién es Carrasco? Según pudo saber LA COLUMNA, se trataría de una persona manipuladora, que aprovechaba la condición de influenciable de Nahuel para casi obligarlo en la toma de decisiones diarias.