Nota de Tapa

Carne para todos

El empresario Luis Resio está denunciado por usurpar tierras en el Departamento Figueroa. La topadora arra¬só una vivienda y destruyó los cultivos de superviven¬cia. Su vínculo con el grupo SOCMA y los anteceden¬tes que lo involucran con la exportación de carne a Ve¬nezuela. Otro caso de capitales foráneos que toman por asalto los bosques nativos sin importarles los
pobladores originarios.

El empresario Luis Resio está denunciado por usurpar tierras en el Departamento Figueroa. La topadora arra¬só una vivienda y destruyó los cultivos de superviven¬cia. Su vínculo con el grupo SOCMA y los anteceden¬tes que lo involucran con la exportación de carne a Ve¬nezuela. Otro caso de capitales foráneos que toman por asalto los bosques nativos sin importarles los pobladores originarios.

Ya lo había ensayado en anterio¬res oportunidades y hace pocos días reiteró el intento. Luis Re¬sio, un empresario ligado a los nego¬cios de la carne, más precisamente in¬tegrante de la firma “Carne para To¬dos”, volvió a reaparecer con sus inten¬ciones de apropiarse de propiedades a través del escenario violento que había planteado en otras ocasiones, tratando de usurpar y sacar de sus tierras a fa¬milias campesinas de las localidades de Pozo del Castaño y El Negrito, en el departamento Figueroa.

La denuncia la efectuaron miem¬bros del Movimiento Campesino San¬tiago del Estero (MOCASE), señalan¬do en la misma que los días 14 t 15 de agosto, aprovechando que las familias estaban celebrando las Fiestas Patrona¬les de San Roque, los usurpadores en-cabezados por Resio habrían ingresa¬do en las fincas para, tal cual lo habían hecho en las anteriores ocasiones, des¬truir todo a su paso con una topado¬ra, abriendo diversas picadas de unos 4 metros de ancho y destruyendo sin piedad no solamente los cultivos esen¬ciales para la supervivencia de los ha¬bitantes del lugar, sino asimismo árbo¬les y arbustos nativos, en¬tre los que se pueden ci¬tar mistoles, algarrobos, quebrachos blancos, que¬brachos colorados, entre otras especies que son ca¬racterísticas del lugar.

Ya durante el año 2015 Resio había tratado de im¬poner su voluntad a tra¬vés de la fuerza, ingresan¬do de tal manera al terri¬torio conocido como Lote 2, más precisamente el 16 de septiembre, según ase¬guraron quienes se consi¬deran víctimas de ese ac¬cionar violento del em¬presario.

En aquella oportuni¬dad habría destruido dos casas mediante el uso de un tractor, incendiando a una tercera, en tanto que en esta última ocasión destruyó nue¬vamente una de esas casas que había sido reparada, todo, según comentó el campesinado, con la única intención de apoderarse de ese territorio borran¬do la posesión, y evidenciando ningún interés de su pare por las consecuen¬cias ambientales que ocasionó.