Judiciales

Informe de la UFEM sobre sentencias en casos de femicidios en todo el país

El documento elaborado analiza los fallos emitidos desde la sanción en 2012 de la ley que incorporó la figura de femicidio al código penal. Advierten que las conde¬nas por crímenes de mujeres no reflejan “el componente de violencia de género”. La situación en Santiago del Estero.

Al menos en el 71% de 38 sentencias releva¬das por la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) se juzgó un homicidio cometido en el marco de una relación de pareja o ex pareja. Sin embargo se ad¬virtió que en casi la mitad de los fallos por críme¬nes de mujeres “no se reflejó de manera explícita el componente de violencia de género presente”.

La búsqueda comprendió a todos los tribuna¬les de juicio del país. El periodo relevado fue entre la entrada en vigencia de la ley 26.791 -a partir de su publicación en el Boletín Oficial el día 14 de di¬ciembre de 2012- y el 3 de agosto de 2016. La pri¬mera sentencia detectada es del 10 de julio de 2013. A partir de este proceso se recopilaron 38 senten¬cias, que conforman el corpus de casos analizados en el informe. La UFEM aclaró que “los fallos ana¬lizados no constituyen el número total de senten¬cias dictadas en todo el país desde la sanción de la ley 26.791, sino sólo las que pudieron ser recolec¬tadas”.

En cuanto a la distribución geográfica de las re¬soluciones de los tribunales orales analizadas, se produjeron en 15 jurisdicciones: la provincia de Buenos Aires presenta la mayor cantidad de sen¬tencias, con ocho. Luego se ubica Salta con cin¬co; la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Córdo¬ba con cuatro; Entre Ríos y San Juan con tres; Ca¬tamarca y Santa Fe con dos; y las siguen Chaco, Chubut, Corrientes, Misiones, Mendoza, Santiago del Estero y Tierra del Fuego con un caso cada una. En tres de las provincias “existen condenas solo por el inciso 1° (homicidio agravado por el vínculo)”, es decir, no por femicidio.

VÍCTIMAS

En los fallos relevados se registraron 46 víctimas: 43 fallecidas y tres que sobrevivie¬ron al ataque en el mismo hecho en el que murió una mujer. En estos casos, 40 víctimas eran de género femenino, dos de las cuales eran mujeres trans. Las restantes seis vícti¬mas fueron varones; cuatro de ellos menores de edad, que fueron asesinados -o intenta¬ron hacerlo- en el mismo suceso en el que se dio muerte a su madre u otra familiar di¬recta. Los dos restantes fueron varones adultos, uno víctima de un hecho calificado co¬mo femicidio vinculado, el último fue víctima del único crimen de odio por orientación sexual que se refleja en las sentencias (un varón gay).