Nota de Tapa

Los patricios santiagueños

Los Patricios Santiagueños Judiciales que estaban para defender las garantías constitucionales de los habitantes de esta provincia ter¬minaron velando por los intereses económicos de un empresario, como si la autonomía declarada en el pasado frente a Tucumán se diluyera en el presente en los pasillos tribunalicios.

Borges creo a los Patri¬cios santiagueños de entre los hombres más destacados por su “valor y coraje” para defender los in¬tereses de una Nación inci¬piente, hoy sus sucedáneos en material judicial se des¬tacan también por el “valor y coraje” en extralimitarse en sus funciones jurisdiccio¬nales y terminan diluyendo la autonomía provincial de¬clarada frente a la provincia de Tucu¬mán como si la competencia y jurisdic¬ción santiagueña se bifurcara en am-bas provincias.

Ciertamente la impronta de estos modernos “héroes provinciales y jus¬ticieros” exime de mayor comentario aunque hay que preguntarse si el mis¬mo ahínco para custodiar y velar por los intereses económicos de un em¬presario periodístico por las supues¬tas deudas que tenía para con él el es¬tado tucumano lo hacían en beneficio y seguridad de los ciudadanos santia-gueños.

Esa celeridad para encontrar una “justicia” express y acomodaticia fren¬te al letargo y la modorra de las cau¬sas que se agolpan en los estantes de los despachos de esos mismos magis¬trados hoy en caída libre, muestra una faceta de “valor y coraje” para inclinar la balanza de la justicia.

Patricios santiagueños judiciales que debían controlar y garantizar el pleno respeto de las garantías judi¬ciales de los ciudadanos de a pie, pe¬ro que al primer atisbo de una “mejo¬ra” salarial encubierta se olvidan de su equilibrio y prudencia y fallan al me¬jor postor.

AGRAVAMIENTO

La situación de los tres ex jueces de¬nunciados por la Fiscalía de Estado de la provincia de Tucumán se ha agra¬vado, habida cuenta de que en las úl¬timas horas el Juez de Crimen de Ter¬cera Nominación, Dr. Darío Alejandro Alarcón reiteró el pedido de captura, tanto a nivel nacional como internacio¬nal, a dos de ellos.