Judiciales

Sismo Judicial

La justicia santiagueña ordenó allanamientos y libró orden de detención contra los ex jueces María Lucrecia Martínez Llanos, Ramón Tarchini Saavedra Y Miguel Ángel moreno, que fueron acusados de integrar una asociación ilícita para perju¬dicar al gobierno de la provincia de tucumán, habiendo trabado embargos sobre la coparticipación federal. También se ordenó la detención del empresario santiagueño radicado en tucumán, Luis Manuel Pericás.

Todo fue como un terremoto. De pronto, el Poder Judicial santiague¬ño quedó en la mira, envuelto por el accionar denunciado contra tres ex jue¬ces del Crimen por parte de la Fiscalía de Estado de la provincia de Tucumán, que presentó una acusación por millonarios embargos a su coparticipación federal.

En la vorágine ocasionada por la de¬manda tucumana, el juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional de Tercera Nominación, Dr. Alejandro Darío Alar¬cón, en cuyo Juzgado se radicó la denun¬cia, ordenó diversos allanamientos y a la vez libró orden de detención contra los ex magistrados, María Lucrecia Martínez Llanos (Primera Nominación), Ramón Tarchini Saavedra (Segunda) y Miguel Ángel Moreno (Cuarta), del mismo modo que contra Luis Manuel Pericás, el em¬presario radiofónico santiagueño radicado en Tucumán y que estaría también directa¬mente vinculado al hecho denunciado, por su demanda a la Secretaría de Prensa y Di¬fusión de la vecina provincia en represen¬tación de LVT Radio Tucumán.

Asimismo, el Dr. Alarcón extendió la medida para un empleado judicial afec¬tado al Juzgado de Segunda Nominación que, según trascendió, sería de apellido Antuz, y que estaría acusado de defrauda¬ción calificada en grado de partícipe pri¬mario. Aparentemente, Antuz actuaba co-mo gestor y era quien retiraba los oficios. Tras su detención, quedó alojado en la Al¬caidía de Tribunales.

Hasta el momento, pudo saberse que los tres ex jueces y Pericás presentaron el pedido de eximición de prisión, por lo que Alarcón correría vista de las solicitudes al Ministerio Público Fiscal, a cargo del Dr. Julio Carmelo Vidal. Tras el dictamen del mismo, el juez resolverá si hace lugar o no a lo solicitado.