Judiciales

Error grosero

Por el error de un fiscal bandeño, un hombre acusado de femicidio estuvo a punto de ser beneficiado con una pena sensiblemente menor a la establecida. El ministerio pú¬blico iniciará sumarios administrativos para dilucidar quiénes fueron los responsa¬bles del yerro y no descarta “consecuencias futuras”.

A simple vista, parecía un juicio abreviado más. Todo estaba acordado. Los de¬talles procesales habían sido pulidos. Sólo faltaba la firma de los jueces para que la condena pactada quedara firme, sin vuelta atrás. Pero todo se cayó de bruces y prácticamente terminó en escándalo cuando los magistrados se die¬ron cuenta de lo que estaban a punto de avalar con su rúbrica.

El pasado lunes, los Dres. María Eugenia Carabajal, Élida Suárez de Bravo y Juan Carlos Storniolo, integrantes del tribunal que estaba realizando un juicio abrevia¬do en la ciudad de La Banda, no podían entender lo que estaba pasando. No alcanzaban a dilucidar cómo ni por qué algún o algunos fiscales habían llegado a realizar un acuer¬do de tamañas características. Un acuerdo que podría haber beneficiado a un supuesto femicida con una pena ostensiblemente menor a la establecida. Un acuerdo que recha¬zaron por mayoría.

Según lo informado por altas fuentes tribunalicias, algún o algunos integrantes del Ministerio Público Fiscal de La Banda había acordado con la defensa de Alejandro Pa¬lavecino, una condena de 10 años de prisión, por haberle provocado las lesiones que lue¬go terminaron con la muerte de Juana Cruz, ambos vecinos de la ciudad de Fernán¬dez.